Varias razones para estar convencido de que la música está más viva que nunca

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

No tengo más que palabras de agradecimiento para describir lo que sucedió el pasado viernes en el Artistic Metropol Cinema de Madrid. La gente no cabía en el cine, muchos se tuvieron que quedar de pie e incluso alguno se tuvo que quedar fuera, a pesar de que la sala puso sillas supletorias en los pocos huecos que quedaban por los pasillos, intentando que todo el mundo pudiera ver el show sentada, algo que resultó imposible. Presumo de una familia excepcional, unos amigos irrepetibles y de una base de fans creciente y sólida a la que nunca creí que podía aspirar, pero lo del viernes… fueron palabras mayores.

Cuando el propietario de mi agencia de promoción Artística, Lorenzo Sanz, subió al escenario a presentarme, ya no había nervios, pero si mucha emoción y compromiso con todos los allí presentes. 

Mi proyecto «Live Score» ya había sido catalogado en nuestros círculos cercanos y antes de estrenarse, como un hito de creatividad y originalidad tan sólo por la idea en sí misma, pero todavía quedaba ver si funcionaría o no en directo, algo que sería vital para mis aspiraciones profesionales en el siempre difícil negocio de la música.

Después de un día muy cansado desde primera hora de la mañana en el que reunidos con todo el equipo de producción, empezamos a montar probar y ensayar el show, ya teníamos claro que era esencial tener en cuenta cualquier mínimo detalle. El plano artístico y teatral del Live Score, estaba muy bien definido y Tamara Puente, la cantante que me acompañó esa noche, me daba mucha seguridad aún cuando no habíamos ensayado demasiado en las semanas anteriores (no hizo falta, la verdad), al igual que todo el equipo de técnico de producción, capitaneado por Gabriele Benanti, de GBA Recordings.

Fue curioso, pero antes de comenzar, vinieron a saludarme dos fans de Alemania y Latinoamérica, con los que estuvimos comentando la calidad cultural de Centro Europa en lo referente a la música electrónica. 
Pero llegaba la hora de subir al Ring (el escenario) y mi responsabilidad para con toda esa gente que había venido a verme, hizo que saliera decidido y concentrado para darlo todo. 

Se apagaron las luces y comenzó la magia. Las primeras canciones sirvieron como toma de contacto con el público, este, muy atento y expectante, el cual con el paso de las canciones, pasaron de una prudencia comedida, a un éxtasis definitivo, rompiendo a aplaudir al final de cada canción más o menos a partir de la mitad del repertorio y justo tras haber asimilado mi propuesta en escénica.
Fue emocionante ver a tan distintas generaciones de personas disfrutando de mi Live Score, lo que me da fuerzas a pensar, que vamos por el buen camino. 

Este concierto se grabó a tres cámaras HD para la edición de mi primer DVD en directo, el cual estará disponible después del verano. 

Cuando finalizó el Live Score, pusimos nuestro primer video clip «The World Keeps On Spinning» por primera vez en pantalla gigante de cine. Los aplausos duraron cerca de cinco minutos, rato en el que aprovechamos la presencia de Tania, la artista que lo protagoniza, para subirla al escenario y que se llevara parte de esa merecida ovación, que también compartiría con Singrima Films, la productora que nos ayudó a desarrollar todo el concepto visual del Live Score.

El evento finalizó con un ágape para los asistentes, en el que todo el mundo se hizo fotos conmigo. No paré de recibir mensajes de aliento y de apoyo. 

Una vez más, no puedo más que agradecer a todo el mundo su buena acogida. Sólo soy un músico humilde entregado a lo que hace, tratando de sobresalir del resto de grandes artistas del género, con mis argumentos creativos y los de mi agencia de promoción y mi sello discográfico Crazy Sandwich y con el enorme talento que hay ahí fuera, exige de mi mejor versión en cada momento. A finales de este año, llevaremos este Live Score a países como Alemania, Polonia o Inglaterra y con ello, viviré unos meses emocionantes, llevando mi música y mi concepto de directo tan lejos como pueda.

Noticias relacionadas