loading
17 Ago

Almorox, el pueblo en el que nací y crecí como artista

Este es uno de los posts más personales que he publicado en mi blog. Se acaban de celebrar las fiestas patronales de Almorox (Toledo), el pueblo que me ha visto nacer y crecer como artista y en el que me sigo inspirando para crear la música que acaba cobrando vida en mis discos. En esta ocasión he tenido el honor de ser el pregonero de la celebración.

Reproduzco a continuación el pregón que he querido compartir con mis conciudadanos para reflejar mi amor por el pueblo, la música y la importancia de hacer realidad nuestros sueños, algo que en última instancia depende de nosotros mismos:

Queridos almorojanos y almorojanas:
Tener el honor de ser la persona que anuncie las fiestas en Honor a la Virgen de La Piedad y San Roque a mis vecinos, mis familiares y a todos vosotros, mis amigos, es un encargo irrepetible, que me llena de ilusión y a la vez de responsabilidad y humildad. Quiero agradecer esta oportunidad al Excelentísimo Ayuntamiento de Almorox y a su máximo representante, el alcalde Vicente Piñas.

A raíz de esta invitación para ser el pregonero del pueblo, he estado reflexionando sobre qué significa para mí Almorox y por qué puedo merecerme este honor. Puedo decir que siempre he llevado Almorox en el corazón, por su gente, por su bellísimo pinar, por las tardes en remojo a orillas del Tordillos. Allí donde he ido he hecho gala del privilegio de ser almorojano, y espero haber puesto mi granito de arena para proyectar la singularidad de esta villa de la que destacaría, por encima de todo, la cercanía y hospitalidad de sus habitantes.

Es por eso que, finalmente, he decidido centrar el pregón en lo que Almorox me ha dado. Porque Almorox sois todos vosotros y por eso quiero que éste sea un discurso de agradecimiento. Gracias, gracias a todos.

¿Qué tendrá Almorox que nos enraíza de esta manera? ¿Alguien lo sabe?

Almorox es algo íntimo, me transporta rápidamente a la infancia, a las raíces. Siempre he vivido frente al parque de la ermita y he sido testigo de la belleza natural de este pueblo. Nuestro maravilloso pinar es mágico, es una zona admirada en toda España. No conozco un lugar más inspirador que sus hermosos senderos.

Recuerdo con aprecio las clases de Doña Rosa María, que era directora del colegio de Almorox y profesora de matemáticas y lengua. Recuerdo años más tarde, en la adolescencia, cuando los sábados por la noche íbamos mis amigos y yo hasta el cristo de la ermita para contarnos historias de miedo. Aún se me ponen los pelos de punta. También recuerdo cuando cogíamos las bicis para irnos a bañar al río y allí nos esperaban los vecinos con grandes paelleras y nos juntábamos para comer.

Otro recuerdo que guardo con especial cariño es cuando formamos un grupo de música, allá por el año 2005, para tocar en los bares de copas de Almorox. ¡Nos lo pasábamos tan bien tocando y teníamos un público tan fiel! En una de las ocasiones el local estaba tan lleno de gente que el público se sentaba en las ventanas para poder vernos. Un recuerdo maravilloso donde los haya que demuestra que Almorox es una gran familia. Quién sabe si aquel día, con el apoyo de esa gran familia, cambió algo dentro de mí y decidí inconscientemente que quería ser músico.

Pero no solo de pasado y de recuerdos se nutre mi amor por Almorox. Almorox es también mi presente, el sitio en el que tengo mi base de operaciones, en el que me inspiro y compongo canciones.
Almorox es la tierra donde mis sueños han podido hacerse realidad y lo siguen haciendo.

Por lo tanto, aprovechemos la suerte que tenemos de vivir en un pueblo como este, con una familia como esta, y celebremos por todo lo alto estas fiestas en Honor a la Virgen de La Piedad y San Roque, con el respeto que se merecen nuestros vecinos y con el punto de locura que toda fiesta despierta.

Comments ( 0 )